Una temporada en el infierno con Rimbaud, anótense

Si, hace mucho tiempo estoy con esta sección a la intemperie. La obra que presento a continuación se va a encargar de revivirlo, y no se imaginan como. En esta ocasión, presentamos a Una Temporada en el Infierno.

temporadacover

Escrita por Jean Nicolas Arthur Rimbaud, esta obra consiste en una exquisita y delirante poesía en prosa (con varias secciones no menos relevantes en verso) que nos hace viajar a su muy particular estilo.

Una de las secciones de libro, hace una mención directa/indirecta de la tormentosa pero intensa relacion que tuvo con el también escritor Paul Verlaine. Esta pareja en su tiempo, ha escandalizado mas de la cuenta, tanto asi que muchos los han despreciado. Verlaine incluso dejo a su familia (a quien maltrataba excesivamente, de hecho) para fugarse con Rimbaud. Quien luego de un breve lapso de tiempo, intensamente vivido, terminaron abruptamente su relación. Teniendo en cuenta que casi Verlaine mata a Rimbaud. Igualmente, Rimbaud, ya alejado de la escritura, encargo a Verlaine los manuscritos de lo que seria otra de sus obras, Iluminaciones.

kiddyrimbaud

El paso de Rimbaud por este mundo (y el de las letras) fue demasiado breve, pero aprovecho su tiempo lo suficiente como para dejar su huella. Murió a los 37 años aquejado de una enfermedad.

Es interesante como ciertos libros -incluyendo a este-, tienen la capacidad de crear imágenes tan preciosas en nuestras cabezas. No tienen que ser precisamente realistas o demasiado obvias, pueden ser sueños…pueden ser delirios, alucinaciones, deseos…lo que sea. No importa su naturaleza, se crean esas imágenes y nos mantienen por un breve lapso de tiempo y, muy a pesar nuestro, no queremos que termine. Rimbaud hizo uso a su manera de las palabras para hacerlas imágenes de una manera increíble, leamos unos cuantos extractos:

“‎(…)
¿No están allí esas almas honradas, que desean mi bien?…¡Que acudan!… Tengo una almohada sobre la boca, no me oyen, son fantasmas. Por lo demás, nadie piensa en los otros. No se me acerquen. Huelo a quemado, es evidente.
(…)

– de la sección Noche en el Infierno

__

“Volveré con miembros de hierro, la piel ensombrecida y los ojos enfurecidos: por mi máscara se juzgarán de una raza fuerte. Tendré oro: seré ocioso y brutal. Las mujeres sueñan con esos feroces inválidos que vienen de los países cálidos. Estaré inmerso en asuntos políticos. Salvado.

Mientras tanto, estoy maldito, y me horroriza la patria. Lo mejor es tirarse completamente ebrio en la playa.

– de la sección Mala Sangre

__

“Gustaba de las pinturas idiotas, ornamentos de puertas, decorados, telas de saltimbanquis, enseñas, iluminadas estampas populares; la literatura pasada de moda, latín de iglesia, libros eróticos sin ortografía , novelas de nuestras abuelas, cuentos de hadas, pequeños libros de infancia, viejas óperas, estribillos bobos, ritmos ingenuos.

Soñaba cruzadas, viajes de descubrimiento sobre los que no existen relaciones, repúblicas sin historia, guerras de religión sofocadas, revoluciones de costumbres, desplazamientos de razas y de continentes: creía en todos los encantamientos.

¡Inventaba el color de las vocales! —A negra, E blanca, I roja, O azul, U verde.—Regía la forma, el movimiento de cada consonante, y, con ritmos instintivos, me jactaba de inventar un verbo poético accesible, un día u otro, a todos los sentidos. Reservaba la traducción.”

– de la sección Alquimia del Verbo

__

Puedo dar garantías de que se van a quedar con el libro durante toda la jornada, desde el momento en que lo agarren. Es uno de esos libros que anulan el paso del tiempo, de tan inmerso que estas en el, hasta que te das cuenta de que el libro se ha terminado. Y claro, da para leerlo de nuevo. Una y mil veces.

Consideremos que este es el único libro publicado por el propio Rimbaud, en su tiempo no hubo demasiada distribución, solo unas cuantas personas recibieron una copia de ella en su momento. Este libro originalmente lo había escrito para el mismo. Aunque a principios del 1900, el resto de aquella edición fue encontrada por un critico francés.

Lastimosamente, como suele suceder en muchos casos. Se comenzó a valorar el trabajo del fabuloso Rimbaud en sus últimos tiempos y mucho mas, luego de su muerte. Toda su obra, incluyendo la que estamos citando en este post, ha marcado a muchos escritores (véase Jim Morrison, Patti Smith, Bob Dylan, André Bretón, etc) y no tan escritores.

Firma, Crawdaddy Simone (o Crawñ)

__

P.D.: Algún libro para recomendarme? Sean libres de gritarme, querubines.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Literatura

Una respuesta a “Una temporada en el infierno con Rimbaud, anótense

  1. Ricardo

    1984 es muy buen libro, te lo recomiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s